Conectarse

Recuperar mi contraseña

Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Foro Yenodeblogs en tu sitio de bookmarking social

Conserva y comparte la dirección de en tu sitio de bookmarking social

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 



Me hubiera gustado ser blanca

Ir abajo

Me hubiera gustado ser blanca

Mensaje por yaivi el Dom Dic 06, 2009 4:24 am

Autora: yaivi
Dirección Post: Me hubiera gustado ser blanca


Me hubiera gustado ser blanca solamente para poder haber tenido una infancia con canciones para dormir, miles de juguetes y unos papas que priman ante todo mi seguridad, mi estabilidad y mi bienestar.

Me hubiera gustado ser blanca para que mi cuerpo hubiese podido disfrutar de las cremas más suaves, de los perfumes más exquisitos, champúes con olores, ropa sedosa y de colores, algo que trabajaría todos mis sentidos desde pequeña.

Me hubiera gustado ser blanca para ser la que manda en casa desde siempre, pillar cabreos históricos y hacer bailar todo el mundo a mi son… Para poder decirle a la gente "Cállate" cuando me canse de escucharlos, porque lo único que importa es lo que siento Yo.

Me hubiera gustado ser blanca para poder haber viajado en los lugares más carismáticos y entrañables de la tierra, tener la sensación de comerme el mundo y saber que si lo quisiera, podría. Subir a los muros más elevados del orbe, de la tierra, y poder disfrutar de estar sola.

Me hubiera gustado ser blanca par tener una idea exacta de las Ciencias, saber lo que es la Información, y la Cultura de lo otros países, la Historia del mundo y de los ecosistemas… Disfrutar de todas las parcelas del Arte.

Me hubiera gustado ser blanca para tener una gran probabilidad de tener una infancia feliz, una educación refinada, vivir en un ambiente de facilidades, de conocimientos, de oportunidades, de comodidades, de comprensibilidad, de simplicidad…, una vida tranquila y sin preocupaciones.

Me hubiera gustado ser blanca para poder saber lo que es “Decidir”, lo que significa la “Seguridad” o “Rallarse” y sentirme un poco egoísta y/o egocéntrica sin que me sepa mal. Disfrutar de un amor físico, con abrazos, besos y todas aquellas cosas que hacen y dicen los blancos.


Pero nací en un sitio donde la naturaleza prima y donde la necesidad, las carencias y la penuria no dejan lugar a mimadas, ni a consentimientos. Donde la pobreza es un decorado. Donde mis antepasados nacían directamente de la tierra e invocaban la lluvia con sal y fuego. Tengo la sangre del león en mis venas. Tengo los dioses del trueno, del hierro y de la tierra que velan por mí… Esto es lo que dicen los padres de mis progenitores.

Tengo una cultura de cantos, de refranes, de verdades, que hacen que el día a día no sea una simple rutina o un mero hábito. Sé leer en las miradas. Conozco a la gente. Sé lo que es la preocupación y lo que viene justo antes de “sufrir”. Sé valorar a la gente y lo que tengo. Sé ser agradecida. Sé lo que son las collejas cotidianas, la ropa de domingo y la de cada día. Jugar por la calle en bragas y sustituir juguetes por elementos de la naturaleza. Sé como suena una risa despreocupada.

Sé lo que es jugar, morada, cual pájaro, en los mangueros. Ver el mundo, allí encumbrada, y pensar que el horizonte es aquella cabaña que parece tan lejos. Ir de vacaciones solo cambiando de barrio. Chapotear en los arroyos con mis amigos, desafiando las reglas de la higiene y las infecciones. Y mi pobre piel, acostumbrada a las intemperies, no sufre ni bajo el sol más tórrido y ardiente, ni con las mordeduras del escorpión.

Sé lo que es caminar descalza, correr descalza, notando las piedras del camino bajo mis pies. Piedras cuyo solo tacto me recuerda mi niñez. Sé lo que es estar estirada en el campo, con las hierbas altas alrededor, escuchando el canto de los grillos. La hierba mojada que recuerda el melancólico olor a lluvia. Los madrugones. Las siestas bajo los árboles de la tarde. Aquella ignorancia que provoca bienestar y tranquilidad de espíritu. Ver las estrellas solo con levantar la cabeza, saber que no puedes comerte el mundo, pero sí, volar.

Sé lo que son las casas mal construidas que nada tienen que ver con las grandes Ciudades de Piedra, pero que tienen cada una su historia. Igual que los Baobabes, árboles gigantes con historias escalofriantes. Una cultura de cuentos, de suposiciones, de supersticiones y de metáforas que desafiarían al mismísimo Tim Burton…

Me enorgullezco de mis raíces y fardo hasta la saciedad. Sé que mis padres parieron a una fiera de verdad, a una hija de confianza. Solo el que no ha vivido nada sufre por lo mismo. Yo vengo preparadísima. Llevo como escudo mis vivencias, unas vivencias que agudizaron mis sentidos y mi intuición. Tengo la fuerza necesaria para mirar de frente a mis problemas. Tengo dentro de mí, la bravura y el coraje del leopardo. Fuego ardiente que me hace vivirlo todo con pasión. Yo puedo volar.

Me hubiera gustado ser blanca, pero bien mirado, creo que es más molón ser negra.


yaivi
Empezando
Empezando

Mensajes : 4

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.