Conectarse

Recuperar mi contraseña

Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Foro Yenodeblogs en tu sitio de bookmarking social

Conserva y comparte la dirección de en tu sitio de bookmarking social

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 



Manias en la Historia

Ir abajo

Manias en la Historia Empty Manias en la Historia

Mensaje por felixcasanova el Sáb Nov 14, 2009 12:37 am

Autor: Felix Casanova
Dirección Post: http://felixcasanova.blogspot.com/2009/10/manias-en-la-historia.html


El ser un gran hombre o mujer, haber pasado a la Historia por ser un gran científico, orador, escritor, artista…. no significa estar libre de manías y supersticiones, pero hasta extremos increíblemente grotescos. Es como la Religión mal entendida. Cuando hay ciertas cosas que no se comprenden, la reiteración de dichos, costumbres o leyendas, hace que la gente piense que las cosas hay que hacerlas de cierta manera, por si las moscas. Y es que ser supersticioso da mala suerte…Todos tenemos manías, la mayoría sin importancia. Sin embargo, cuando tienes una manía que te está afectando al desarrollo normal de tu vida, es cuando empieza a convertirse en un problema. Vamos a ver algunos curiosos ejemplos…

Felipe V, ese perturbado Rey que tuvimos en España después del tarado de su antecesor. Según se fue haciendo mayor fue a peor. Cada día era más dejado, más extraño. Sin embargo, hubo una fecha en concreto que parece que fue una especie de detonante para una cadena de manías que no le abandonaron nunca. Y es que el 4 de octubre de 1717, cuando cabalgaba por la mañana, creyó que el sol le atacaba. Eso le llevo a un proceso de degeneración en el cual no se dejaba cortar por nadie el cabello ni las uñas porque pensaba que sus males aumentarían. Las uñas de los pies le crecieron tanto que llegó un momento que ya no podía ni andar, y llegó a pensar que estaba muerto. De hecho preguntaba a sus guardias porqué no lo habían enterrado, dado que estaba muerto. Llegó a tal extremo que estaba convencido de que las camisas le podían envenenar, hasta el hecho de que no se cambio de camisa en un año entero…


Gaspar Balaus. Orador, médico y poeta del siglo XVII, al cual su brillantez no le impedía tener una manía terrible que posteriormente le costo la vida. Esa manía consistía en que él pensaba que estaba hecho de mantequilla. Y estaba totalmente convencido, por lo que pasó toda su vida rehuyendo cualquier fuente de calor (chimenea, fuego, sol…) porque pensaba que se iba a derretir. El caso es que un día muy caluroso que se quedó en la calle, no pudo soportarlo y se tiró a un pozo donde murió ahogado…


Henry Cavendish. Gran físico y químico que vivió entre 1731 y 1810, era un excéntrico total. Tenía una de las mayores fortunas inglesas de la época. Era una persona terriblemente tímida, lo que le llevo a una manía en su intento de evitar desesperadamente a cualquier ser humano, hasta el extremo que si se cruzaba con una sirvienta de su casa, la despedía de inmediato. Los sirvientes se comunicaban con él por notas. Así estuvo durante décadas. Llegó a tal extremo que no era capaz de ordenar que le fabricaran ciertos tipos de componentes o utensilios para poder hacer comprobaciones eléctricas, y esto le llevó a tener que experimentar con la electricidad consigo mismo, calculando la fuerza por el dolor que le producía…


Reina Cristina de Suecia. Como todas las personas de su época, odiaba las pulgas. De hecho en aquella época no había ninguna tasca, mesón o posada que no tuviera chinches o pulgas. Pero la Reina de Suecia ideó y dio la orden de construir un cañón en miniatura, de unos 15 cm, que tenía diminutas balas con las que disparaba una y otra vez a cuantas pulgas se ponían a su alcance. Semejante disparate de cañón todavía existe, y se conserva en el Arsenal de Estocolmo…


Zarina Isabel I. La hija de Pedro el Grande. Tenía una obsesión (aparte de los hombres, sus guardias la temían por sus caprichos sexuales). No soportaba que fuera vista a lo largo del día por diferentes personas vestida de la misma forma. Llegó a tal extremo, que en cada gala o fiesta nocturna necesitaba cambiarse como mínimo 3 veces de vestido. La consecuencia es que, cuando murió, se calcula que tendría entre 5.000 y 10.000 vestidos acumulados…


Bueno, esto son algunas manías... las supersticiones las dejamos para otro día, que ahí nos podemos recrear con mil anécdotas....

felixcasanova
Empezando
Empezando

Mensajes : 5

Volver arriba Ir abajo

Manias en la Historia Empty Re: Manias en la Historia

Mensaje por Chary Serrano el Sáb Feb 13, 2010 2:59 am

Hay personajes muy curiosos.
Yo creo que estos se pasan de manías a verdaderos problemas sicológicos
Chary Serrano
Chary Serrano
Equipo YdB

Mensajes : 299
Edad : 68
Localización : Córdoba

http://charyserrano.blogspot.com/ - http://roserex.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.