Conectarse

Recuperar mi contraseña

Bookmarking social

Bookmarking social digg  Bookmarking social delicious  Bookmarking social reddit  Bookmarking social stumbleupon  Bookmarking social slashdot  Bookmarking social yahoo  Bookmarking social google  Bookmarking social blogmarks  Bookmarking social live      

Conserva y comparte la dirección de Foro Yenodeblogs en tu sitio de bookmarking social

Conserva y comparte la dirección de en tu sitio de bookmarking social

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 



El amigo de la lagartija

Ir abajo

El amigo de la lagartija

Mensaje por dra jomeini el Mar Nov 17, 2009 1:03 am

Autora: Dra Jomeini
Dirección Post: El amigo de la lagartija


Como somos los únicos (o casi los únicos: mi primo acaba de ser padre) con niños pequeños en la familia, no podemos vengarnos de los regalos que reciben. Y es que , cuando se compra un juguete a un crío, hay que pensar en si te gustaría que tu hijo lo tuviera. En otras palabras, hay que pensar en los padres.
Por ejemplo: el primer juguete que mi primo le regaló a Susanita, cuando tenía poco más de cinco meses, fue un Winnie the Pooh de 1.50 metros de alto (que, por supuesto, pienso devolverle ahora que es padre). En aquel entonces, vivíamos en un atestado piso de dos habitaciones, con lo cual, lo primero que piensas al ver al muñeco es: "¿Dónde cojones voy a meter esto?".Lo ponías a tu lado a ver el telediario (y, de paso, lo usabas de almohada). Cuando te cansabas de tenerlo por medio, lo sentabas en una de las sillas del comedor. Más de una vez, al levantarme por la mañana, medio legañosa, me daba un susto de muerte al encontrarme a un tipejo amarillo allí sentado al lado de mi desayuno.
Otro ejemplo: la hermana mayor de mi santo, compradora compulsiva en los chinos, trajo la última vez que vino a visitarnos dos botes de Blandi-Blub como regalo para mis hijos. Los enanos encantados, muertos de la risa con los pedos que salían de aquella cosa pegajosa y brillante al meter los dedos. A los dos días, encontrabas Blandi-Blub hasta en el cajón de las bragas. Por supuesto, ya no brillante, sino totalmente mate, con todo el aspecto de un moco reseco.
Tercer ejemplo: hace aproximadamente un año, una pareja de amigos que vino a pasar unos días a casa trajo, con toda su buena intención (que, a veces, es la peor de las intenciones), dos regalos para los niños. Para el Terrorista, un juego de tampones de tinta. Para Susanita, una caja de piezas para hacer bisutería. Señooooorrrrr. Basta decir que los tampones de tinta esperan a la mayoría de edad del Terro en lo alto de un armario. La camiseta y el pantalón que el enano llevaba puestos ese día terminó en la basura. Y aún, después de casi un año, continúo encontrando cuentas de collar en los lugares más insospechados de la casa.
Pero cuando el enemigo está dentro, no puedes luchar contra él. Mi santo, que, a veces tiene ideas de cabo retirado, les trajo, el fin de semana pasado, de Barcelona, unos regalos a sus hijos. Para Susanita, trajo un libro de puzzles de Barbie. En ese punto no tengo queja. Instructivo. No mancha. Apenas ocupa espacio. Pero...al Terro....Al Terrorista le trajo un lagarto de látex de tamaño natural y tacto un tanto pegajoso que nos tiene a todos al borde de la isquemia miocárdica. ¿Por qué? Pues, porque al Terro le encanta esconderlo. Vas a ponerte tus zapatillas y tocas algo untuoso que te hace saltar casi dos metros sobre el nivel del suelo. ¿Qué es? La lagartija. Estás cocinando, abres la nevera para buscar algo de leche y cae de una de las baldas una cosa verde-naranja, con cola larga, que hace que desparrames la leche por toda la cocina. ¿Qué es? La lagartija de los huevos. Te estás dando una ducha calentita y relajante, coges la esponja y te la ves debajo, con sus fauces de goma abiertas, como si se riera del brinco que te ha hecho dar.
Por eso, ayer, acostumbrada ya a encontrarme al bichejo de marras por todos lados, casi muero del infarto cuando, al ir a cogerlo, salió disparada al otro extremo de la cocina.
- Mira, mami - exclamó el Terro, encantado - Mi lagartija se ha traído una amiguita para jugar.
Lo que faltaba.

dra jomeini
Empezando
Empezando

Mensajes : 3
Edad : 46
Localización : Canarias

http://www.blogdrajomeini.blogspot.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.